11 mayo, 2017

Fundadoras

Madre Dolores de María Zea Fernández.

Don Juan Zea y Doña Petrona Fernández Letona fueron los felices padres de su única hija: Elisa, nacida en la ciudad de Quezaltenango, República de Guatemala, el 14 de junio de 1883, quien con el tiempo tomaría en la vida religiosa el nombre de Madre Dolores de María.
Huérfana de madre desde niña, habiendo perdido posteriormente a su padre quedó al cuidado del canónigo Don David Letona, quien la llevó a El Salvador, país donde la Divina Providencia tenía para ella una misión grande.
Mujer llena de fe y confianza en la misericordia de Dios, trabajadora infatigable, intrépida y decidida, dulce, amable, cariñosa, maternal, interesada siempre por cada hermana de la Congregación, generosa con los pobres y necesitados, amable con todos aquellos que tuvieron la dicha de conocerla.
Murió santamente, rodeada de las oraciones y el amor de sus hijas, después de cumplir cien años de edad, en la Casa Madre de Santa Tecla, el 19 de agosto de 1983.

Letra: Jorge Hurtarte

Música: César Perotti

Fue tu cuna cual urna fulgente
Madre nuestra nacida al calor
de las tierras del sol de Occidente
que te enviaron aquí a El Salvador.

Con tu genio de apóstol ungida
alma mater viniste al solar
de Bethania, Dolores que alivias
nuestras penas con rudo luchar

Y tu fe, tus desvelos, tu ejemplo
secundados por la institución
dieron triunfo al anhelo del templo
que hoy consagra esta generación.

Pues tu lumen seráfica Madre
te asegura un lugar junto a Dios
lo mereces ¡Oh Madre Dolores!
mensajera de paz y de amor. (bis)

Madre María de la Cruz Pinto Tobías

En Chalatenango, El Salvador, el hogar de Don Miguel Pinto y Doña Rosa Tobías de Pinto, el 10 de marzo de 1883 se llenó de alegría por el nacimiento de la tercera de sus hijas: fue bautizada pocos días después con el nombre de Catalina Antonia.
Huérfana de padre desde los dos meses, Antonia recibió una esmerada educación, que le permitió desarrollar las singulares dotes intelectuales con que Dios la adornó.
Unidas en santa amistad con Madre Dolores de María, Madre María de la Cruz –como fue su nombre de religiosa- compartió con aquella, la fundación de la Congregación de Hermanas de Bethania, Consoladoras de la Virgen Dolorosa; y plasmó su sabiduría y su experiencia en una filosofía educativa propia, que caracterizó primero, al Instituto Bethania de Santa Tecla y luego, toda la actividad pedagógica de la comunidad.  Inteligente, simpática, alegre, bondadosa, veraz y creativa, sabía dirigir y asesorar, acompañar y supervisar, corregir e impulsar.
El Señor la recogió el 3 de septiembre de 1972, cuando soportaba santa y ejemplarmente su enfermedad en la Casa Madre, en Santa Tecla: dejó el destierro entre el dolor inmenso de sus hijas y ante la dulce serenidad de la Reverenda Madre Dolores de Marìa.

Coro:maria cruz

Entonemos un himno de gloria
a la madre que un día nos dio
su saber que será en nuestra historia
lo más grande que dios nos envió (bis).

Sor María llegaste a la vida´
con el alma encendida de Amor
por Aquél que en su dulce agonía
fue del mundo su gran Redentor.

Madre excelsa tu nombre es orgullo
del colegio que es guía es honor
este Himno se torne un arrullo
por tu nombre que es luz y es amor.

Surja altivo este Himno sonoro
cual mensaje de amor fraternal
nuestras voces se eleven en coro
por la Sor que es Madre inmortal.

¡Sor María de La Cruz!